__Jul 10 de 2020


NUEVO LOOK


DESPIDOS EN PEMEX


HIJOS DE LA MALA VIDA


YA VALIÓ


JALISCO NUNCA PIERDE


Ordenan reponer primer juicio oral de Nayarit, de homicidio a una mujer, por abogados deficientes

Un Tribunal Colegiado echó abajo la condena porque imputado no contaba con defensores capaces; juicio deberá reponerse.

2020-06-08 12:13:40.-

El primer asunto que llegó a juicio oral en Nayarit, en el 2016, se cayó: un Tribunal Colegiado ordenó la reposición del mismo porque en su momento el imputado no contó con defensores capaces.

Y no se trata de un delito menor: la imputación contra Francisco N N, ahora de 30 años, como presunto responsable del homicidio de quien fuera su esposa, Virginia Norma, ocurrido en Sayulita, municipio de Bahía de Banderas, el 11 de marzo de ese año, con lesiones producidas con cuchillo.

El 25 de noviembre del 2016, Francisco fue condenado a 31 años más tres meses de prisión, además de la reparación del daño por 363 mil pesos a favor de familiares de la occisa.

Sin embargo, aquel primer juicio oral, causa penal 164/2016, que fue cubierto por este reportero, dejó una fecha crucial: el martes 15 de noviembre, una agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado (FGE) advirtió al Tribunal de Enjuiciamiento, conformado por tres jueces, que resultaba obvio que la defensa particular del imputado no conocía las técnicas de litigación del sistema oral, por lo que sería riesgoso dejarlos continuar.

Así se documentó en la nota periodística del 15 de noviembre:

Indicó que tanto el lunes como este martes realizó numerosas preguntas a testigos, algunas de ellas subjetivas, ‘¡y ninguna de ellas me las han objetado!, hay técnicas que los defensores desconocen’, por lo que consideró un riesgo que continuará el asunto en esas condiciones.

Siguió diciendo:

‘Queremos que se haga justicia, pero no estando en desventaja el acusado. No puede continuar con esta defensa.’ Incluso, alertó que se corría el riesgo de que en su momento se cayera una resolución sobre el caso.

Previa deliberación, los jueces ordenaron que los dos defensores particulares dejaran el asunto. En adelante se hizo cargo la defensa pública.

Y tal como lo previno la agente ministerial, el asunto se vino abajo.
Borrón y cuenta nueva. No hay sentencia.

Todos los testigos, peritos y demás pruebas deberán ser traídos nuevamente a juicio, probablemente para finales de este mes de junio.

¿Qué pasó entonces?

De acuerdo con datos recogidos, un Tribunal Colegiado ordenó la reposición del asunto, considerando que Francisco no contó con una defensa capaz desde el primer momento; es decir, los dos abogados particulares debieron ser retirados a la primera evidencia de que desconocían el sistema de justicia oral.

Puesto que se presentaron varios testigos estando esos defensores, se vició el juicio.

Pero ahora se está ante un menudo problema, pues hay que volver a presentar a los testigos que estuvieron en el 2016.

Si hace casi cuatro años se habló del primer juicio oral, hoy deja un mayor precedente histórico: los jueces deben retirar de las audiencias a los abogados que no conozcan el sistema oral, o de lo contrario podría repetirse esta mala experiencia.

Y es que por circunstancias como estas se corren riesgos gravísimos, considerando, por ejemplo, que testigos cruciales ya no vivan en el estado, o incluso hayan muerto.

Por lo pronto, y para hacer más singular el asunto, aquellos dos abogados que fueron retirados continúan aferrados al mismo, sin embargo un nuevo Tribunal de Enjuiciamiento decidió retirarlos desde el principio, dejando a un tercer abogado particular, pero llamando a la defensa pública que, es casi un hecho, cargará con el peso de las audiencias.