__Dic 1 de 2020


NUEVO LOOK


DESPIDOS EN PEMEX


HIJOS DE LA MALA VIDA


YA VALIÓ


JALISCO NUNCA PIERDE


Piden ayuda para continuar alimentando animales rescatados en Nayarit

DURANTE LA EMERGENCIA SANITARIA DEL CORONAVIRUS, el Centro de Educación y Rescate Animal Úumbali ha permanecido cerrado y no genera ingresos para la manutención de las especies...

2020-04-13 16:32:49.-

Más de 100 animales silvestres que son atendidos en el Centro de Educación Ambiental y Rescate Animal, Úumbali (del maya, balance) requieren de apoyo para ser alimentados durante la emergencia sanitaria del COVID-19, ya que al mantenerse cerrado el sitio, no hay ingresos para la manutención de las especies.

El director operativo del centro, José Miguel Román explicó que el también biomuseo, se mantiene de los ingresos de las visitas con los que se ofrece alimentos, material de curación insumos para la operación del lugar y su personal.

«Ahorita con lo del COVID-19 no tenemos visitas, y por ser socialmente responsables tenemos cerrado; nuestro trabajo es a través de educación ambiental y están cerradas las escuelas, por eso acudimos a la sociedad para pedir su apoyo y poder subsanar gastos necesarios de alimentación, agua, luz y renta del lugar; mientras esto persista no tenemos otras fuentes de ingreso» expuso el experto.

Los apoyos que requieren estos animales -que en algunos casos son rescatados del maltrato humano- son granos, semillas, frutas, verduras, carne, pollo, o donativos económicos que pueden ser depositados a una cuenta.

Actualmente, dijo el médico veterinario, Miguel Román, hay en el sitio alrededor de 300 animales pero la mayoría de ellos son alimento para otras especies, como ratones para alimentar a las serpientes, águilas, etcétera; pero son más de 104 los pacientes; esta semana nos trajeron 4 águilas; 2 por Protección Civil, heridas por bala y 2 águilas accidentadas que nos trajo la gente, pero generalmente tenemos 200 animales por año, que vamos reinsertando después de atenderlos».

El centro Úumbali, ubicado en el municipio de Xalisco, atiende clínicamente a animales que si no logran reinsertarse a su hábitat, permanecen en el lugar y fungen como embajadores de su especie para enseñarles a las personas sobre sus formas de vida, riesgos e importancia en los ecosistemas.

«La finalidad de nosotros es hacer conciencia en las personas de que los animales que observan en nuestro centro de rescate, en su gran mayoría son animales rescatados del tráfico de especies o que protección civil, bomberos, Profepa o Proepa encontraron en domicilios particulares; que fueron atropellados, electrocutados, o que por la quema de caña fueron lesionados» mencionó.

Úumbali trabaja educación ambiental y rescate de fauna silvestre desde hace 12 años, y desde hace 2 de ellos, abrió las puertas del biomuseo donde existe un área donde se muestra y se puede interactuar con piezas paleontológicas recreadas, fósiles de dinosaurios y especies de la era del hielo, así como cráneos y esqueletos de animales actuales para aprender a través de la anatomía y fisiología adaptativa, cómo sobreviven los animales, se adaptan y se extinguen.

El director del sitio también dio a conocer que cuentan con una granja de animales miniatura, un centro de rescate de animales silvestres, el reptilario y talleres de educación ambiental, que se ofrece a grupos de escuelas, asociaciones y al público en general previa reservación y pago.