__Dic 5 de 2020


NUEVO LOOK


DESPIDOS EN PEMEX


HIJOS DE LA MALA VIDA


YA VALIÓ


JALISCO NUNCA PIERDE


Perder piso
El Presidente, extraviado y su gobierno perdido en un asunto que ya lo rebasó

2020-02-26 12:01:41.-
El Presidente, que había mostrado, como ningún otro político en activo, una capacidad sobresaliente para leer y entender el sentir de la opinión pública, conectar con ella y darle rutas de salida a los reclamos sociales, luce extraviado y su gobierno perdido en un asunto que ya lo rebasó: el justo y legítimo reclamo de las mujeres, a las que matan por el hecho de serlo en nuestro país; 11 en promedio cada día.

López Obrador, el hombre que más ha caminado el país y, en teoría, mejor conoce cómo piensa el grueso de los mexicanos, ha perdido contacto con la realidad. Acostumbrado a dictar la agenda y guiar la conversación pública, ha sido superado por la violencia hacia las mujeres y ya no es él, sino la terca realidad la que se impone. Esa realidad dicta la mañanera, acompaña la discusión en redes y da gasolina al movimiento feminista, que crece sin un liderazgo claro, pero con un objetivo concreto —justo y urgente, además—: alto a la violencia de género y a la impunidad en los feminicidios. El Presidente ha leído mal el reclamo y ha reaccionado peor. No ha escuchado el mensaje y ha decidido torpedear una causa que está lejos de tenerlo como adversario, pero que lo necesita de aliado.


Al Presidente se le puede cuestionar mucho del fondo y la forma en que toma decisiones, se puede o no coincidir con sus planteamientos y las rutas que traza para afianzar su 4T, pero algo innegable en él era la fortaleza que encontraba en el contacto con la gente. Eso le permitía hablar empáticamente, situarse del lado de la mayoría y acrecentar su popularidad.

En la creciente crisis de violencia hacia las mujeres, López Obrador ha buscado bajarle el volumen al reclamo y ha tachado de conservadores a quienes militan en la causa y proponen participar en el paro nacional #UnDíaSinMujeres.

Le pido a las feministas, con todo respeto, que no nos pinten las puertas, las paredes, ha dicho Sabemos, porque llevamos años luchando, cómo sacarle la vuelta a la provocación (¿?) y que respetamos el derecho de todos a la manifestación, ha mencionado.

¿Saben dónde está el machismo? ¿Quiénes son los machistas y los que discriminan? Los conservadores () Que no se disfracen de feministas, apuntó apenas ayer en la mañanera.

Presidente, ¿y si construye la agenda feminista y de no violencia con ellas? ¿Si deja que ellas marquen el camino que conocen, entienden y recorren, y usted las acompaña?

¿Si se suma en lugar de querer restarles? ¿Si las ve como aliadas y no como adversarias? ¿Y si deja de cargar con todo el peso de una responsabilidad que no es exclusivamente suya, que no inició con su sexenio ni se agota en su gobierno, y abarca gobiernos estatales y municipales, instituciones de procuración de justicia, y a la sociedad en conjunto?

Le está fallando una de sus mayores cualidades. Extravió la brújula.