__Abr 4 de 2020


NUEVO LOOK


DESPIDOS EN PEMEX


HIJOS DE LA MALA VIDA


YA VALIÓ


JALISCO NUNCA PIERDE


Soprende el tipo de cambio: el peso alcanzó una apreciación de casi 4% durante el 2019

En el mercado de Futuros de Chicago esperan que la divisa mexicana siga ganando terreno en enero. Las expectativas para 2020.

2020-01-02 15:38:46.-
El tipo de cambio al cierre de 2019 y durante el primer año de gobierno de la 4T sorprendió al mercado por la estabilidad que mantuvo el peso mexicano, a pesar de los distintos choques tanto internos como externos, quedando por debajo de los 19 pesos frente al dólar y significando una apreciación de 3.86% en el año.

Al cierre de la jornada de este martes, el tipo de cambio se ubicó en los 18.90 pesos por billete verde, lo que le significó a la divisa mexicana un avance de casi 6 centavos frente al cierre de la jornada anterior. En bancos su venta se ubicó hasta las 19.20 unidades.

Estos datos quedan muy por debajo de la expectativa que tenía el mercado al cierre de 2018. Cabe recordar que en la última encuesta que realizó el Banxico en diciembre de ese año, los especialistas del sector privado esperaban que el tipo de cambio se ubicara en los 20.70 pesos por dólar.

Entonces la incertidumbre sobre las nuevas políticas que atraería el gobierno de López Obrador, quien arrancó con medidas tan controvertidas como la cancelación del aeropuerto de Texcoco, imperaban en las consideraciones del mercado. También generaba preocupación las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos y el futuro del T-MEC.
En ese sentido, el nivel que logró la divisa mexicana frente al dólar y otras divisas de economías emergentes fueron ampliamente presumidas en Palacio Nacional, formando parte de esos otros datos a los que el presidente acude cuando se le cuestiona en cuanto al rumbo económico del país y afirma:Vamos bien.

Lo cierto es que, aún en los episodios de mayor volatilidad, el tipo de cambio nunca tocó los niveles que esperaba el mercado antes del arranque de este año, pues su máximo se ubicó en agosto cuando alcanzó un nivel de 20.25 pesos, reaccionando principalmente a un escalamiento en el conflicto entre China y EU, mientras que el mínimo fue en marzo, en los 18.78 por dólar.

Podría decirse que durante el año la cotización del peso fue estable, a pesar de todos los eventos que generaron volatilidad en los mercados financieros a nivel global, destacó Gabriela Siller, directora de análisis económico-financiero de Banco Base.

En su opinión, esa estabilidad se debe a factores como la postura restrictiva del banco central, evitando que se observen flujos de capitales negativos en la cuenta financiera, a pesar de los recortes a la tasa de interés.

Otro factor que se enumera es el superávit comercial. Este elemento ha permitido la mayor entrada de divisa extranjera a México, explica Siller.

Junto a la estabilidad de la moneda, López Obrador también suele resaltar la baja inflación, que apunta a cerrar el año en 3%. El descenso de los precios al consumidor, en conjunto con una economía estancada, fueron motivo para que el Banco de México realizara 4 recortes a la tasa de interés durante este año.
Las proyecciones para 2020

De acuerdo con las expectativas en el mercado de Futuros de Chicago, la divisa mexicana arrancará con el pie derecho en 2020, pues esperan que en enero continúe ganando terreno, pues las posiciones especulativas subieron 3.9%, avanzando por tercera semana consecutiva y alcanzando a un nuevo máximo en registro de 158,216 contratos, cada uno de 500 mil pesos.

Para la especialista, lo anterior se debe a los avances en las negociaciones comerciales entre China y Estados Unidos, y al progreso en la ratificación del T-MEC en Estados Unidos, eventos que seguirán siendo relevantes al comienzo del 2020.

El próximo año se espera un mejor escenario económico para el país, aunque aún muy por debajo de las expectativas que ofreció la 4T de hasta 2%, pues el mercado pronostica que será por la mitad.

Esa mejora se explica sobre todo por la baja base de comparación, pues este año la economía ha expandido su estancamiento hasta el último trimestre, por lo que se espera que el PIB anual sea de 0.0%.

Aunque hay otras proyecciones de que el gobierno finalmente pase la ruta de aprendizaje y haga un mejor ejercicio del gasto -para noviembre el subejercicio fue de 149.8 mil millones de pesos- además de que se activará la construcción con el Plan Nacional de Infraestructura, entre otros proyectos en la materia.

Sin embargo, un elemento que preocupa es la posible baja en la nota crediticia. Para Pemex, las posibilidades de que pierda su grado de inversión en el primer trimestre del año son amplias, mientras que el soberano también podría ser castigado en consecuencia, o por una falta de convencimiento por parte de la 4T sobre sus políticas económicas.

En ese escenario, las expectativas al cierre de 2019 es que el próximo año el tipo de cambio se ubique en los 20.10 pesos por dólar, con una inflación de 2.92% y otros tres recortes a la tasa de interés, que la ubicarían en 6.50%. Las apuestas empiezan.