__Sep 22 de 2019

RESPUESTA FISCAL


NUEVO LOOK


DESPIDOS EN PEMEX


HIJOS DE LA MALA VIDA


YA VALIÓ


JALISCO NUNCA PIERDE


Revalorar formas de vida de culturas indígenas para frenar emergencia por cambio climático: Toledo

2019-08-27 18:46:27.-
Desde Puebla, el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Víctor Manuel Toledo Manzur, llamó a revalorar a las culturas indígenas, sus tradiciones, formas de organización y cuidado del medio ambiente, que tendrán que mezclarse con la innovación, para frenar la emergencia global que se vive por el cambio climático.

Además, dijo que el Estado tiene que recuperar su papel de árbitro, así como impulsar el poder social para frenar la instalación de proyectos extractivistas en el país, debido a que México ocupa el quinto lugar mundial con más asesinatos de defensores de la tierra y el agua, con al menos 122 casos.

Este viernes, el funcionario federal estuvo en la Universidad Autónoma de Puebla (UAP), para dictar una conferencia en el cierre del II Foro sobre Desarrollo y Medioambiente en México: ¿Nuevos Horizontes?
Ante una abarrotada Unidad de Seminarios de Ciudad Universitaria, el también académico dijo que en la organización indígena y las cooperativas se encuentra la semilla de la emancipación política social que requiere el país.

Destacó que las experiencias de la gente organizada reafirman el poder para lograr la gestión, el acompañamiento y la búsqueda de la independencia.

Toledo Manzur expuso que en la actualidad la comunidad científica y otros especialistas cuestionen sobre lo que pasará en las siguientes décadas y la posible crisis que enfrentará la civilización en el mundo.

Refirió que la atención se concentra en el año 2050, cuando se conjuntarán varios procesos, como la población mundial que crecerá de 7 mil millones a 9 mil millones de personas; se terminará el petróleo, gas y carbón; los efectos del cambio climático (deshielos, huracanes, inundaciones, sequías y oscilaciones extremas) serán mucho más marcados, además habrá una producción limitada de alimentos.

Señaló que esta crisis plantea una encrucijada civilizatoria en la que se espera un cambio profundo de ideas, en las que la revalorización de las culturas indígenas, sus tradiciones y formas de cuidar su medio ambiente, tendrán que mezclarse con la innovación.

El secretario federal planteó el concepto de la Ecología Política como una forma de conjuntar el pensamiento complejo y el crítico, es decir, se trata de una corriente ideológica que se enfoca en la solución de problemas ambientales mediante la propuesta, promulgación e implementación de políticas a favor de la sustentabilidad ambiental.

Se sabe que menos del 1 por ciento de la población mundial explota tanto el trabajo humano como el trabajo de la naturaleza; de ahí la importancia de cuestionarse qué tipo de ciencia necesita un país como México, necesitamos una que contribuya a la eliminación de esta desigualdad y deterioro ambiental, expuso.

Para el doctor en Ecología, los poderes político, económico y social le apuestan a la eco–política, la cual plantea que los ciudadanos conscientes y organizados son los únicos que pueden cambiar la ruta y transformar el poder político en social.

Es ahí –enfatizó– donde cobran relevancia las cooperativas de pueblos originarios.

En nuestro país, dijo, la crisis ambiental se expresa directamente en unos 560 conflictos registrados, los mineros (173) son los más numerosos, seguidos de los hídricos (86), energéticos (74), forestales (37) y agrícolas (35), entre otros.

El funcionario señaló que este problema se ha visto crecer porque tradicionalmente los gobiernos se han puesto del lado de los grandes corporativos.

Es por eso que el Estado tiene que recuperar su papel de árbitro e impulsar el poder social; México no puede seguir como el quinto país a nivel mundial donde más ambientalistas asesinan, 122 al menos, refirió.

Por eso, confió que las experiencias de las cooperativas indígenas y la producción agroecológica, combinada con la innovación y la ciencia, pueden representar una nueva vía para una sociedad, a fin de expresar con nuevas formas de lucha el poder social que no impliquen la violencia.

Finalmente, entre las conclusiones que se dieron por parte de los organizadores, Víctor Tamariz Flores, del Instituto de Ciencias, mencionó que este foro sirvió para cuestionar cómo la nueva administración federal visualiza la problemática ambiental y cómo el sector académico pedirá a las instancias correspondientes la definición de políticas y directrices que plantea el desarrollo del país, con el objetivo de no repetir errores cometidos en otros gobiernos y que han llevado a una crisis ecológica.